El PP desmonta el manifiesto por la dignidad política presentado por la oposición en Castelldefels

Manuel Reyes lamenta que la oposición aproveche los conflictos de CiU para impulsar una campaña de acoso y derribo contra el gobierno municipal y su alcalde utilizando concejales expulsados por el partido.

AlcaldemanifiestoEl PP desmontó ayer el manifiesto presentado en el pleno municipal en el que la oposición pedía al alcalde que destituyese a Santiago Barona, concejal que fue expulsado por CiU al no respaldar la decisión de su formación de romper el pacto de gobierno y continuar en él junto a David Grau, concejal de Unió Democràtica y los dos concejales de AVVIC.

El Alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes, criticó también el fraude electoral cometido por ICV-EUiA “cuando en las pasadas elecciones presentaron un candidato que, al perderlas, prefirió recuperar su plaza de funcionario en vez de trabajar desde la oposición” y denunció “la dejación de funciones cometida este año por otra concejal del mismo partido por su ausencia durante cuatro meses de viaje en Sudamérica”.

Reyes lamentó que PSC e ICV-EUiA, junto a los concejales expulsados de CiU Anna Pérez y Albert Sáenz, estén aprovechando los conflictos internos de CIU para desgastar al equipo de gobierno dañando su imagen y la de Castelldefels convirtiendo los plenos municipales en un circo mediático.

“Lo único que pretenden es conseguir con el manifiesto lo que no pudieron lograr en las urnas”, asegura Reyes, y “les aleja mucho de la dignidad política que reivindican cuando sus formaciones hacen precisamente lo contrario de lo que predican”. En este sentido Reyes hizo referencia a la práctica habitual del PSC en Castelldefels, y ahora, en Gavá, de “presentar alcaldes que dimiten antes de acabar la legislatura para que su sucesor haga de alcalde sin ser votado por los ciudadanos”

El Alcalde recordó que el Partido Popular gobierna en Castelldefels al haber resultado la fuerza más votada en las elecciones municipales del 2011 y formar gobierno con AVVIC y CiU, partido, este último, que decidió el pasado octubre romper de forma unilateral el pacto coincidiendo con el anuncio de Artur Mas de convocar la consulta en Cataluña. Un pacto que destacó “era fruto de la voluntad de los partidos de formar un gobierno estable para favorecer el progreso y la mejora de la ciudad en tiempos de crisis después de más de treinta años de gobiernos de PSC e ICV-EUiA”

Actualmente, el gobierno de Castelldefels está en minoría como otras ciudades en Cataluña. Barcelona, ​​Girona o Tarragona son algunos ejemplos gobernadas por CIU y PSC.“Seguimos defendiendo los compromisos de gobierno establecido inicialmente con CIU y el AVVIC como la mejor fórmula para hacer crecer Castelldefels y seguiremos trabajando por la ciudad, como hasta ahora, con la convicción de que la política no debe servir para crear más problemas sino para buscar las soluciones a las necesidades reales de los ciudadanos sin dañar la imagen de Castelldefels”, puntualiza Reyes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *