Juntos, podemos conseguir una ciudad de calidad


DISCURS PREMIS CIUTAT CASTELLDEFELS

_MG_3908 (800x533)

Permeteu-me que us digui abans que res que estar aquesta nit amb tots vosaltres és un gran privilegi. També és un moment d’intensa emoció. Una emoció que estic convençut que tots compartim. Els Premis Ciutat de Castelldefels són sempre especials perquè celebrem, com a comunitat, que hi ha unes persones entre nosaltres que estan realitzant una tasca exemplar. Però enguany, aquest 2013, hi ha un element que els fa encara més valuosos. Tant els guardonats, com els candidats, i com moltes altres persones que mereixerien ser destacades, estan excel·lint en uns temps difícils. I això té molt de mèrit. Per tant, avui, de fet, estem reconeixent un mestratge. Tenim aquí uns mestres dels quals tots n’hem d’aprendre i sentir-nos-en ben orgullosos.

 

Me gustaría aprovechar estos momentos también para hacer una reflexión. Castelldefels no es ajena a las dificultades económicas que están sacudiendo a muchas familias. Durante los últimos años hemos pasado del bienestar a la precariedad y de la esperanza a la incertidumbre. Y cuando las cosas se complican, es fácil caer en el pesimismo. Pero también es el momento de rebuscar en nuestro interior las cualidades que sin duda tenemos, de convertir lo negativo en acciones positivas. Y esto solo depende de una cosa: de la fe en nosotros mismos y en nuestros principios. Aprovechemos este potencial, porque es signo de madurez y sabiduría. Ahora es el momento de profundizar en nuestras virtudes, tanto individual como colectivamente, lo cual nos hará más fuertes y nos encaminará hacia un futuro mejor.

 

En Castelldefels, como pueblo, estamos viviendo un proceso parecido. Nos estamos, en cierta manera, repensando y reinventando. Hemos de ser conscientes de que, aunque hace muchos siglos que existimos, somos una ciudad joven. Nuestro desarrollo se ha producido principalmente en los últimos 50 años. Hemos pasado de ser una playa de Barcelona en los años 30 a un lugar de construcción de segundas residencias en los 60. Y finalmente, hemos triplicado la población debido al boom inmobiliario de los 80 y 90. La gran pregunta es, ¿y ahora, hacia dónde vamos? No podemos saberlo. Pero yo tengo fe. Tengo una fe enorme en los valores que compartimos, y esto me llena de esperanza.

 

La labor que hacemos desde el ayuntamiento va encaminada a facilitar que todas estas cosas, y otras muchas, puedan suceder. Así de simple y de difícil a la vez. Estamos inmersos y somos parte de este futuro que entre todos estamos construyendo. Por eso estimulamos las inquietudes y favorecemos las iniciativas. Iniciativas que se van generando debido, precisamente, a este gran esfuerzo que realizamos ahora para salir adelante, y al que antes hacía referencia. El trabajo conjunto nos cohesiona cada vez más y estoy convencido de que nos dará muchos frutos. Castelldefels conseguirá, sin duda, las metas que nos propongamos.

 

Ja per acabar, vull expressar la meva profunda admiració personal pels guardonats. Especialment per la seva qualitat humana. També desitjo agrair-los la incansable labor que realitzen dia a dia en favor de la comunitat de Castelldefels. Tenim en tots ells un exemple de generositat on emmirallar-nos per poder esdevenir cada cop millors. I també vull felicitar a la gent de Castelldefels, felicitar-nos, perquè un poble que és capaç de reconèixer les virtuts dels seus ciutadans gaudeix d’una bona salut moral i d’un futur ben pròsper.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.