Millo afirma que “la única diferencia entre el Parlament y la sede de CiU es que el Parlament no está embargado”

Millo_parla
• El portavoz del grupo parlamentario del PPC manifiesta que “no se puede someter a votación un acto de desarrollo de una ley suspendida por el Tribunal Constitucional”
• “Hay que recordar a la presidenta del Parlament cuál es su papel y su responsabilidad y, advirtió a todos los diputados, que la inmunidad parlamentaria no permite incumplir las leyes y las resoluciones del TC”

El portavoz del grupo parlamentario del PPC, Enric Millo, ha afirmado hoy que “la única diferencia entre el Parlamento y la sede de CiU es que el Parlament no está embargado”. Así se ha expresado a raíz de que la presidenta del Parlamento permita mañana la votación en el pleno un punto que desarrolla la ley de consultas, suspendida por la providencia del Tribunal Constitucional.

Millo ha explicado que el PPC ha pedido un informe a los servicios jurídicos de la cámara que explique porque crear una Comisión de Control de Consultas forma parte del orden del día del pleno del Parlament. Sin embargo, el PPC ha pedido la convocatoria de una Junta de Portavoces extraordinaria y urgente para debatir que “no se puede someter a votación un acto de desarrollo de una ley suspendida por el TC”.

“Si el Parlament impone una votación de estas características estaría imponiendo un acto de desobediencia” ha señalado remarcando que “nos da la impresión de que la Mesa del Parlament tiene un interés específico en centrifugar sus propias responsabilidades y pedir a todos los diputados que se posicionen”. “Hay que recordar a la presidenta del Parlament cuál es su papel y su responsabilidad, y advertir a todos los diputados que la inmunidad parlamentaria no permite incumplir las leyes y las resoluciones del TC”, ha añadido.

En esta línea ha manifestado que “si mañana se incurre en un acto de desobediencia, queda claro que este Parlament no es otra cosa que la correa de transmisión del Govern, que es a la vez la correa de transmisión de CiU”. En este punto, Millo ha contrapuesto el Ayuntamiento de Lleida que no ha sometido a votación una moción que pretendía apoyar la consulta, “esta decisión debería guiar el comportamiento de todas las instituciones públicas, especialmente el de la máxima institución de Cataluña, el Parlament”.

El portavoz popular cree que “la suspensión de la ley y del decreto no debe sorprender a nadie, hace tiempo sabemos este era el final al que estaba abocado el camino sin salida emprendido por el Govern”. “Lo que hay ahora es que el presidente de la Generalitat reconozca que éste era un camino equivocado, que hay que recuperar la cordura y que acepte la oferta de diálogo dentro del marco legal del presidente Rajoy”. “La suspensión pone de manifiesto que este camino no tiene salida, la única salida posible es recuperar el diálogo dentro de la ley o la dimisión del presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas”.

Por último, y haciendo mención de las críticas del portavoz del Govern, Francesc Homs, a los tiempos y procedimientos del Gobierno de España, Enric Millo ha relatado “la rapidez supersónica” del Gobierno de la Generalitat, “sábado, en dos horas, se publicaba la ley, el decreto y se firmaban cuatro convenios que iniciaban los mecanismos de publicidad, propaganda, movilización y agitación en favor de una convocatoria que sabían que sería suspendida “.