Millo constata que “el Gobierno de España es el único que defiende la democracia, los derechos y las libertades de los catalanes”

canutasso_millo · El portavoz del PPC afirma que “resulta paradójico e insólito que a estas alturas se le tenga que recordar a un gobierno que debe cumplir las leyes”
· Califica de “frivolidad indecente” la denuncia de CiU, ERC e ICV ante organismos internacionales y manifiesta que “es una burla y una enorme falta de respeto hacia todas aquellas personas que viven en países con dictaduras y regímenes totalitarios donde no se respetan las libertades ni los derechos humanos y que sí necesitan la ayuda de las Naciones Unidas”

El portavoz del grupo parlamentario del Partido Popular Catalán, Enric Millo, ha constatado hoy que “el Gobierno de España es el único que defiende la democracia, los derechos y las libertades de los catalanes”. Así ha reaccionado, en declaraciones al Parlament, a las cartas enviadas por la Delegada del Gobierno de España en Cataluña, Llanos De Luna, a la vicepresidenta de la Generalitat y a la consellera de Educación. “Resulta paradójico e insólito que a estas alturas se le tenga que recordar a un gobierno que ha de cumplir las leyes”, explicó añadiendo que “es necesario para que el propio presente de la Generalitat nos ha llevado hasta el punto donde estamos ahora y obliga a que sea el Gobierno de España quien defienda el conjunto de los catalanes”.

Millo ha señalado que la carta de la delegada se dirige a ambas conselleres para recordarles que “no pueden poner a disposición de unos hechos suspendidos por el Tribunal Constitucional ningún recurso público de la Generalitat” y ha añadido que “esperamos que lo cumplan”.

Denuncia ante organismos Internacionales
El portavoz popular se ha referido también a la denuncia que cargos electos de CiU, ERC e ICV han interpuesto ante organismos internacionales denunciando la falta de libertad de expresión en España. Millo lo ha calificado de “frivolidad indecente” y ha puesto de manifiesto que “es una burla y una enorme falta de respeto hacia todas aquellas personas que viven en países con dictaduras y regímenes totalitarios donde no se respetan las libertades ni los derechos humanos sí necesitan la ayuda de las Naciones Unidas”. En este sentido ha denunciado la “banalización de la declaración universal de los derechos humanos” por parte de los partidos que apoyan la denuncia.