No tenemos miedo

img_3614Hace apenas unos días desde los brutales ataques de Barcelona y Cambrils que han segado la vida de personas inocentes, indefensas ante la barbarie de unos terroristas fanáticos que planeaban incluso cometer una tropelía de mayores dimensiones, y que fue frustrada, en parte, por la explosión de los artefactos que estaban fabricando en la casa de Alcanar donde estaban de ocupas desde hacia meses.

 Nuestra sociedad tiene el corazón compungido, triste y cuitado, pero las muestras de coraje son múltiples, así como la solidaridad y el apoyo a las víctimas y a sus familiares y amigos. En medio del vil atentado han sido muchas las personas anónimas que han actuado como verdaderos héroes ayudando en todo lo que les ha sido posible. Destacar cabe también la actuación de los agentes de los diferentes cuerpos policiales y el personal de emergencias quienes se volcaron inmediatamente, y cuya actuación evitó males mayores.

Por lo tanto, lo primero es estar al lado de las víctimas, la unidad como sociedad, y no buscar el tacticismo que buscan algunos en estos momentos especialmente duros. No podemos amedrentarnos ante aquellos que han venido a nuestro país, no a integrarse y buscar un mejor porvenir, sino que han venido a destruirnos y no respetar nuestras normas, nuestra leyes, nuestra convivencia.

Castelldefels, Cataluña, y por supuesto, el resto de España, es tierra de acogida. Lo hemos sido, lo somos y lo seguiremos siendo. Como sociedad avanzada, culta y respetuosa queremos el bien colectivo, ayudar a quienes lo necesitan y realmente están dispuestos a contribuir y luchar por una sociedad mejor y más justa.

Pero también es cierto que debemos establecer los mecanismos necesarios para evitar que más personas pierdan la vida a manos de esos asesinos que no dudan en segar vidas inocentes, dándoles igual que sean niños, mujeres o cualquiera que en el momento de asestar el golpe se encuentre presente. El objetivo de ellos es dividirnos, sembrar el miedo, destruirnos y matar a cuantos más mejor. No les vamos a dar ese placer. Debemos estar más unidos que nunca, ser fuertes como sociedad, y combatir con todas nuestras fuerzas a aquellos que de manera irracional quieren la aniquilación de todo aquello cuanto conocemos y que hemos logrado levantar con el esfuerzo colectivo, de los que estamos y de los que nos precedieron.

Manuel Reyes López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *